¿Cómo mejorar tu concentración en el trabajo?

¿Te está costando mantener la concentración en tu centro de labores? ¿Lo que antes te tomaba hacer entre 5 a 10 minutos ahora te toma 1 hora?. Pues estás teniendo problema de concentración y esto a consecuencia de  falta de descanso y/o no tener una buena alimentación.

Empleoz en esta oportunidad te trae recomendaciones para que puedas mejorar el rendimiento en el trabajo y no distraerte de lo que estés haciendo; además una lista de alimentos que debes de consumir para que tus funciones cerebrales estén en perfecto estado.

La Concentración consiste en centrar voluntariamente la atención sobre un objetivo u acción. Entonces, teniendo en cuenta su definición, iniciaremos con las recomendaciones para mejorar la concentración en nuestro centro de labores o estudio

  1. Aprovecha tu tiempo de receso; descansando lo que te corresponde, podrás afrontar la jornada completa con eficiencia. Aprovecha también los descansos fuera del trabajo; es decir, duerme las horas necesarias para recuperarte y reponer energías físicas y mentales. Tu cuerpo te lo agradecerá

  1. Divide el trabajo; es decir, las que requieran más concentración debes realizarlas durante las horas en las que te encuentres más despejado y las labores mecánicas (llamadas, envío de correos, redes sociales, etc) trata de dejarlo siempre para determinadas horarios como por ejemplo después de comer, cuando la baja concentración responde casi a una cuestión física.

  1. Adáptate al entorno;  si hay algún ruido que interrumpe tu concentración, pon música. Si la tarea que tienes requiere mayor esfuerzo mental, elige música clásica o melodías.  

Para mejores resultados, te presentamos algunos ejercicios que puedes realizar para mejorar tu concentración:

  • Focaliza tu respiración, inspirar y exhalar a ritmo normal diez veces seguidas, manteniendo la atención en la respiración. De esta forma, la persona llevará su estado emocional al punto muerto.

  • Cuenta mentalmente, es un muy buen método porque el cerebro se focaliza en esta actividad. Este ejercicio no tiene un horario fijo, sino según las ganas de cada uno.

  • Mirar fijamente un objeto durante un minuto (que no sea una foto ni un recuerdo de vacaciones); fíjese en todos los detalles como el color, la textura, el olor, y prohíbase pensar en otra cosa. Luego amplíe su enfoque, examinando lo que lo rodea, el muro, la mesa, la planta. Este ejercicio es muy eficiente para todo tipo de trabajo creativo.

  • Camina; puedes reforzarlo además contando pasos: primero cuenta cinco pasos; al siguiente paso, empieza de nuevo la cuenta pero añade un paso más. Vuelve a empezar la cuenta y sigue añadiendo un paso cada vez hasta que llegues a 10. Después, empieza la cuenta con cinco pasos y continúa la nueva secuencia. Puedes repetirla varias veces. EL solo hecho de caminar mejora la concentración.

Ahora bien, aquí te presentamos la lista de alimentos que debes considerar consumir para mejorar tu capacidad de concentración:

  1. Pescado;  como el salmón, el atún o el jurel, entre otros tienen una buena cantidad de ácidos grasos omega 3. Puedes consumirlo a la plancha, al vapor o al horno. Acompáñalo con una buena ensalada fresca o un rico puré.

  1. Palta; como reemplazo de la mayonesa tiene grasas monoinsaturadas que ayudan en la concentración y la memoria. La palta mejora la comunicación neuronal y también la circulación sanguínea porque limpia las arterias.

  1. Cereales Integrales; el pan y las galletas de grano entero tienen un aminoácido llamado L-Triptófano el cual es absorbido por el cerebro para poder producir serotonina. Este neurotransmisor induce a la relajación y al sueño. No tienes por qué preocuparte, porque la cantidad no es  suficiente como para quedarte dormido en el trabajo. Sin embargo, si lo es para que los niveles de estrés no se vayan por las nubes y puedas concentrarte mejor en lo que estás haciendo.

  1. Frutos Secos; las nueces, las almendras y las pasas aportan una gran cantidad de ácidos grasos omega 3 (como los del pescado, así que son ideales para los vegetarianos). Los frutos secos además protegen las arterias y las venas, ayudan en la protección de los vasos sanguíneos y permiten la correcta circulación y oxigenación del organismo. Como si no fuese suficiente aportan vitaminas y antioxidantes muy beneficiosos.

  1. Yogurt; los productos lácteos tienen calcio y nutrientes, pero en el caso del yogur es recomendable para aquellos que tienen problemas para concentrarse o rendir lo suficiente. Esto se debe a que aporta un aminoácido llamado tirosona que ayuda en la producción de neurotransmisores que mejoran la memoria y el sentido de alerta.

  1. Pastas; contiene carbohidratos complejos que proveen de glucosa al cerebro permitiendo un funcionamiento cognitivo superior. Pero ojo, no te excedas, un plato pequeño es suficiente, el resto que sean frutas y/o verduras.

  1. Arándanos; contienen una buena dosis de antioxidantes que activan las enzimas del cerebro y mejoran la memoria y la concentración. A mitad de la mañana puedes comer media taza de este rico fruto mezclado con yogur natural para disfrutar de los beneficios de ambos alimentos.

  1. Plátano;  tiene mucho potasio, así como también vitamina C, magnesio y fibra. Además aporta vitamina B6, que ayuda en la producción de varios neurotransmisores relacionados a la concentración.

  1. Pollo; contiene proteínas de excelente calidad en el caso de que lo consumamos a la plancha, al horno o al vapor. Trata de incluirlo en tu dieta dos o tres veces a la semana.

  1. Chocolate; este ingrediente tiene la capacidad de estimular el sistema nervioso, segregar endorfinas (por eso nos sentimos bien después de comerlo), saciar el apetito y reducir la ansiedad. Para que sea efectivo es fundamental que sea amargo y con la mayor cantidad de cacao posible.

El estar predispuesto y mantener una rutina saludable en nuestro estilo de vida, será resultado para mejorar en  las labores tanto del trabajo, como en el centro de estudios o de casa. Recuerda que en cuerpo sano, mente sana.