¿Qué tipo de trabajador te consideras?

 

¿Te haz hecho esta pregunta alguna vez? ¿Crees que es importante? ¿Cuál sería tu respuesta si te la plantean en una entrevista de trabajo?

Si al leer las preguntas anteriores te quedaste con una incógnita más grande entonces estas en problemas. Pero no te preocupes que aun estas a tiempo para que te puedas evaluar e identifiques que tipo de trabajador eres según tu personalidad.

Primero que nada definamos la palabra PERSONALIDAD, que viene a ser un conjunto de formas de comportarse y pensar que suponen diferencias individuales y que se ven afectadas por el desarrollo de la persona. Incluye actitudes, formas de relacionarse con los demás, habilidades, hábitos y formas de pensar.

Entonces, para considerar qué tipo de personalidad te identifica, Empleoz en esta ocasión te presenta ciertos tipos de personalidades, direccionadas al ámbito laboral para que puedas reconocer según tus funciones.

Analistas:

Valoran la racionalidad e imparcialidad. Sobresalen en debates intelectuales relacionados a la ciencia y tecnología. Son altamente independientes, de mente abierta, de voluntad fuerte e imaginativos, abordan muchos temas desde una perspectiva utilitaria y se interesan más por lo que funciona en lugar de lo que satisface a todo el mundo. Estos rasgos hacen que los Analistas sean excelentes pensadores estratégicos, pero también causan dificultades cuando se trata de asuntos sociales o románticos.

Diplomáticos:

Se enfocan en la empatía y la cooperación, destacando en la diplomacia y consejería. Son cooperativas e imaginativas, desempeñando con frecuencia el rol de “guardianes de la armonía” en su trabajo y en sus círculos sociales. Estos rasgos hacen que los Diplomáticos sean individuos influyentes, cálidos y llenos de empatía, pero también causa problemas cuando existe la necesidad de confiar exclusivamente en una racionalidad fría o tomar decisiones difíciles.

Centinelas:

Son cooperativos y altamente prácticos, valoran y buscan crear orden, seguridad y estabilidad adonde van. Son trabajadores, meticulosos, tradicionales y sobresalen en áreas logísticas o administrativas, especialmente las que se apoyan en jerarquías y reglas claras. Estos tipos de personalidad se apegan a los planes y no evaden las tareas difíciles. Sin embargo, también pueden ser muy inflexibles y renuentes a aceptar puntos de vista distintos.

Exploradores:

Estos tipos son los más espontáneos de todos y también comparten la capacidad de establecer una conexión con lo que los rodea en una forma que está fuera del alcance de los demás tipos. Se enfocan en la utilidad de las cosas y son prácticos, sobresaliendo en situaciones que requieren una reacción rápida y la capacidad de pensar sobre la marcha. Son maestros en el uso de herramientas y técnicas, aplicándolas de muchas maneras distintas que van desde el dominio de herramientas físicas hasta convencer a los demás. No es ninguna sorpresa que estos tipos de personalidad sean irreemplazables en momentos de crisis, en las artes y en las ventas. Sin embargo, sus rasgos también pueden llevarlos a participar en actividades riesgosas o a enfocarse solamente en placeres sensuales.