Pro y Contra de Trabajar para el Sector Público y/o Privado

Las posibilidades de trabajar para alguna institución son diversas. La pregunta sería: ¿qué ventajas y desventajas existe para trabajar ya sea en el sector público o privado?

Nosotros te ayudamos a aclarar el panorama, especialmente aquellos que están por iniciar su etapa laboral, los recién salidos de los institutos y universidades.

Iniciamos entonces nombrando las ventajas que destacan de trabajar para el Estado y son:

  • Estabilidad laboral, es menor el riesgo de despido
  • Beneficios laborales, que incluyen seguro de salud, jubilación, vacaciones, etc.
  • Rotación de puesto, es decir cambiar de área pero manteniendo los mismos beneficios
  • Horarios fijos, los horarios son respetados a cabalidad aunque en algunos casos se trabaja mayor tiempo como por ejemplo el sector salud y educación.

Entre las desventajas de trabajar para el Estado tenemos:

  • Bajos salarios
  • Escasa probabilidad de ascender en lo profesional y/o laboral
  • Nula probabilidad de aumento de sueldos, y las funciones suelen hacerse rutinarias.

Ahora bien, entre las ventajas de trabajar para el sector privado tenemos:

  • Salarios altos, según el puesto y la carrera profesional a ejercer
  • Conseguir aumento de sueldo, este incentivo se debe a que las empresas cumplen metas que benefician a todo su personal
  • Posibilidad de desempeñarse en otros sectores, esto se debe por el resultado de méritos propios
  • Mejores instalaciones, esto se debe que los empleadores se preocupan por la comodidad de sus trabajadores
  • En algunas empresas se otorgan algunas facilidades, como por ejemplo movilidad para traslado, celular con línea corporativa, etc.

Ambas instituciones tienen sus PRO y sus CONTRA, todo depende a lo que más te inclines y puedas desempeñarte y sentirte realizado. La decisión que consideres correcta no será sencilla, pero podrás ir aprendiendo y ganando experiencia, uno nunca deja de aprender, siempre aparecen cosas nuevas.