Conoce si eres Procrastinador y Cómo evitarlo

 

Primero que nada ¿qué es Procrastinar? Tal vez algunos ya conozcan su definición, para otros puede que sea un término nuevo. La procrastinación es cuando posponemos en hacer algo. Dejamos para luego las cosas, formando un círculo vicioso entre ansiedad y culpa que genera más ansiedad.

Procrastinar es el enemigo de la productividad e impide aprovechar todo el potencial humano.Si tu eres de las personas que deja para después lo que puede hacer hoy, evidentemente eres un Procrastinador. Aunque también vale mencionar que la procrastinación puede ser hereditaria, y a pesar de ello se puede contrarrestar.

Por ello, Empleoz trae algunas recomendaciones que podrán ayudar a superar este problema. Verás que será muy sencillo y podrás mejorar tu productividad laboral.

La procrastinación se limita básicamente en distracciones y excusas, minimizando muchas veces lo que tenemos como tarea prioritaria y priorizando pendientes irrelevantes del momento como acumulación de ropa sucia, responder un mail, organizar el escritorio, te sientes cansado, etc.

Existen diferentes razones, pero entre las más resaltantes tenemos: ESPERAMOS TENER UNA RECOMPENSA, por ejemplo sentirte cómodo en el mueble antes que salir a practicar deporte, revisar las redes sociales es más entretenido que elaborar ese proyecto que vienes posponiendo, etc. SOBREESTIMAR NUESTRAS HABILIDADES, pensar que más tarde se podrá avanzar sin excusas, sin embargo no suele ser así. TEMOR, temor al resultado y prefiriendo hacer lo que más se nos facilite.

Dejar de Procrastinar es fácil, algunas recomendaciones que puedes seguir para evitar ese mal hábito y mejorar tu productividad te mencionamos a continuación:

  1. Ya no pongas excusas, evita ponerlas delante de cada cosa que tengas que hacerla y solo hazlo

  1. Reduce factor distractor, no te distraigas con correos y no te la pases checando tus cuentas de Twitter, Facebook y demás distractores llamados redes sociales

  1. Dividir el trabajo en pequeñas tareas, hacer un cronograma y una lista de pendientes para estar seguro de que podrás hacer todo en el tiempo adecuado. También tienes que ver cuál de ellas es más importante y darle prioridad sobre las demás

  1. Convertirlo en rutinas divertidas; si conviertes la tareas repetitivas y aburridas en rutinas, terminarás haciéndolas sin apenas esfuerzo. Las rutinas son hábitos o costumbres que haces de forma casi inconsciente y simplifican tu vida.

  2. Evita el estrés, es una de las principales razones de la procrastinación. Asegúrate de disfrutar tu trabajo, duerme suficiente, come saludable, practica algún deporte o ejercicio y haz uso de tu tiempo sabiamente.

  1. No tengas miedo, si pospones las cosas probablemente es porque tienes miedo de llevar esa responsabilidad para trabajar en un proyecto que, una vez terminado, te hará más exitoso que antes de desarrollarlo. No tengas miedo de invertir tal esfuerzo, porque seguramente, al final estarás cosechando el fruto de tu trabajo. Si te preocupa cometer errores, sólo vas a perder el tiempo preocupándote.

  1. Establece una recompensa para cuando termines esa tarea. Motívate pensando en lo que harás después de hacerla, que te relaje y no suponga ningún esfuerzo. Define tus propios incentivos.

Puede que existan muchas más formas de poder contrarrestar la procrastinación, sin embargo, la DISCIPLINA es una de las herramientas principales para poder vencerlas y terminar de manera efectiva todo lo que iniciaste.